En Oxford los días soleados y sin lluvia son una rareza, así que hay que aprovecharlos para hacer actividades al aire libre. Si ya has visitado los principales lugares de interés del centro y quieres aprovechar la tarde para dar un paseo, te propongo dos rutas a pie a la orilla del Támesis: una corta de una hora y otra de dos horas de duración. Elige la que mejor se ajuste al tiempo de que dispongas.

Ruta 1: del centro a Iffley

Salida: Folly Bridge
Llegada: esclusa de Iffley
Distancia: 1,5 millas (2,4 km) solo ida
Duración: 35 minutos (aprox.) solo la ida

La ruta corta es perfecta si ya has visitado los principales lugares de interés y quieres aprovechar la tarde para dar un paseo tranquilo de poco más de una hora en total. Suele ser un plan bastante recurrente para los viajeros durante el fin de semana, sobre todo en verano.

Para llegar al punto de partida desde el centro debes bajar St Aldate’s hasta Folly Bridge por la acera izquierda. Cruza el puente hasta el semáforo y verás un estrecho camino a tu izquierda. Aquí empieza la ruta.

Quizá conozcas la famosa regata The Boat Race, que se celebra en Londres entre los clubes náuticos de las universidades de Oxford y Cambridge. Bien, pues durante el paseo podrás ver los pequeños pero estilosos almacenes donde cada club guarda sus embarcaciones, así como los entrenamientos. Pon atención al camino, ya que los entrenadores van en bicicleta (tan rápido como las piraguas) dando instrucciones.

barcos y boathouses, Oxford

Oxford boathouses

Tamesis, barcos, Oxford

Otra cosa que te llamará la atención son los estrechos barcos amarrados a la orilla. Mientras algunos son mero objeto de paseos por el río los fines de semana, otros son viviendas permanentes, cuyos dueños pagan la contribución y todo. Como dato curioso diré que durante nuestra búsqueda de vivienda hace año y medio lo único disponible por menos de 200 000 £ era uno de estos barcos. La verdad es que a algunos no les falta detalle y tienen desde mesa y sillas en la parte exterior, a macetas y objetos decorativos.

Parada en Isis Farmhouse  

En el último tramo antes de llegar a la esclusa de Iffley puedes hacer una corta parada para un café en Isis Farmhouse. Es un bar pequeño de aspecto destartalado, pero tiene buen café, sopas, ensaladas y bocadillos de pan casero. Si tienes la suerte de visitar Oxford un día soleado puedes sentarte en la zona exterior y tomar una buena cerveza con vistas al río.

Curiosidad: «Isis» deriva del nombre latino del río Támesis y designa el tramo que va desde Osney, cerca del centro, hasta el sur de la esclusa de Iffley. De ahí el nombre del pub.

Isis Farmhouse, Oxford

La esclusa de Iffley

Poco después de pasar Isis Farmhouse se divisa a lo lejos un pequeño puente de piedra, tras el que se encuentra la esclusa. En esta zona los patos y gansos campan a sus anchas.

Vista de Iffley lock

puente, Oxford

La esclusa original data de 1632, aunque fue reconstruida varias veces, la última de ellas en 1924. Este breve vídeo muestras varias embarcaciones cruzando la esclusa tras la inauguración de 1924 ante un público curioso.

Iffley lock, Oxford

Cuando llegues a Iffley tienes tres opciones: seguir caminando y hacer la ruta larga, dar la vuelta o cruzar el río y explorar el barrio de Iffley antes de volver. Iffley es un barrio tranquilo con preciosas casas antiguas y varios rincones interesantes. Si quieres saber más no pierdas de vista el blog, ya que escribiré un artículo dedicado exclusivamente a este barrio del sur de Oxford.

Ruta 2: del centro a Sandford

Salida: Folly Bridge
Llegada: esclusa de Sandford
Distancia: 3,2 millas (5,1 km) solo ida
Duración: 1 h (aprox.) solo la ida

Ten en cuenta que el trayecto completo de ida y vuelta dura dos horas, así que elige esta ruta si quieres tomarte el paseo como ejercicio. El primer tramo (hasta Iflley) es el más concurrido y el que suelen hacer los turistas. Aunque el segundo tramo no tiene mucho que ver, aparte de la orilla y el campo, es mucho más tranquilo, ya que apenas hay gente.

paseo por el Tamesis, Oxford

No merece la pena hacer solo el trayecto de ida y volver al centro en transporte público, ya que los servicios de autobús en Sandford son muy limitados e infrecuentes. Si no te apetece hacer toda la ruta a pie, una buena opción es alquilar una bicicleta en el centro. Con Bainton Bikes puedes alquilar una bicicleta todo el día por 10 £.

Si visitas Oxford durante el fin de semana, lo mejor es hacer esta ruta a mediodía, para llegar a la esclusa de Sandford a la hora de comer. Así puedes aprovechar para cargar las pilas en el pub Kings Arms o, si el tiempo lo permite, tomar una pinta en el jardín a la orilla del río y ver llegar a los piragüistas. Procura reservar con antelación para comer, porque suele estar lleno los sábados y domingos.

Kings Arms, Sandford

Sandford-on-Thames es un pueblecito al sur de Oxford cuya historia está íntimamente ligada al río Támesis. Junto al pub podrás ver un bloque de pisos construido en lo que antaño era un molino de papel que cerró sus puertas a principios de los años ochenta. En esta zona se producen fuertes corrientes y varios jóvenes perdieron la vida nadando en sus aguas a lo largo de los años. Jerome K. Jerome, autor del libro de humor Tres hombres en un bote, describió Sandford como «un buen lugar en el que ahogarte». Sin embargo, a la gente local y los universitarios no parecía importarles el peligro y acudían a Sandford para darse un chapuzón y merendar hasta mediados del siglo XX.

Sandford lock

Después de descansar y comer algo contundente en Kings Arms, ya puedes dar la vuelta y poner rumbo al centro. ¡Recuerda pedir bebidas sin alcohol si vas en bicicleta!

© 2014-2017 – Piggy Traveller. Todos los derechos reservados.

¿Te ha gustado el artículo? Cuéntame qué te ha parecido en los comentarios.

Si buscas bares en Oxford para tomar una copa por la noche, lee mi artículo sobre Frevd y Raoul’s, mis dos bares favoritos.

No olvides apuntarte al boletín mensual para no perderte ningún artículo.

IRENE CORCHADO RESMELLA

Irene Corchado ResmellaTraductora jurada de inglés y redactora de contenido autónoma que trabaja desde Oxford como ICR Translations. Extremeña, rusófila y viajera frecuente.

 

error: ¡No copies sin permiso!

SUSCRÍBETE A THE CURIOLANCER

Recibe los últimos artículos, novedades y contenido exclusivo por correo electrónico.

Privacidad

¡Listo!

Bitnami