Cómo funcionan las matrículas británicas

Escrito por Irene Corchado

31/08/2020

Los británicos utilizan sistemas de numeración que combinan letras y números para varias cosas; dos ejemplos son los códigos postales y las matrículas de los coches. Dado que ya escribí sobre los códigos postales del Reino Unido, me he puesto a investigar sobre las matrículas británicas y hoy os cuento cómo funcionan y varias curiosidades relacionadas.

Formato de numeración de las matrículas británicas ordinarias

El sistema actual de numeración para registrar vehículos se estableció en 2001. El formato consta de una agrupación de cuatro cifras (dos letras y dos números) y un conjunto de tres letras separadas del grupo anterior por un espacio.

Las dos primeras letras es lo que la DVLA (Drive & Vehicle Licencing Agency) denomina memory tag y hace referencia al lugar de registro del vehículo.

Los dos números que siguen son el llamado age identifier y hace referencia a la edad del vehículo.

Las últimas tres letras son aleatorias.

Sobre el memory tag

Se compone de dos letras: la primera se refiere a una zona del país y la segunda a la oficina de registro de la DVLA.

La primera letra puede referirse a zonas de los más variados tamaños y no se corresponde siempre con condados o regiones administrativas. Por ejemplo, puede referirse a una zona enorme (S para Escocia), un condado (E para Essex) o una zona metropolitana (L para Londres).

Para explicar la segunda letra voy a usar Londres como ejemplo:

Londres tiene tres oficinas de registro, situadas en Wimbledon, Borehamwood y Sidcup, y a cada una de ellas les corresponde una serie de letras.
Wimbledon: A B C D E F G H J
Borehamwood: K L M N O P R S T
Sidcup: U V W X Y

Por lo tanto, si las dos primeras letras de un coche son LA, LE o LJ, significa que el coche se registró en la oficina de la DVLA en Wimbledon. Y si son LV, el coche se registró en la oficina de Sidcup.

Aunque el sistema tiene su lógica y el hecho de que haya solo 20 primeras letras da pistas del lugar de registro, la cantidad de posibles combinaciones existente hace que sea muy complicado averiguar el lugar exacto de registro de un vehículo a simple vista.

Sobre el age identifier

El código identificativo de la edad de un vehículo cambia cada seis meses, en marzo y septiembre. No se asignan de forma correlativa, sino que se asignan los primeros 50 códigos a todos los vehículos registrados entre el 1 de marzo y el 31 de agosto de cada año y los siguientes 49 a los registrados entre el 1 de septiembre y final de febrero de cada año.

Ejemplos:
El código 02 se asignó a los vehículos registrados entre el 1 de marzo y el 31 de agosto de 2002.
El código 52 se asignó a los vehículos registrados entre el 1 de septiembre de 2002 y final de febrero de 2003.
El código 03 se asignó a los vehículos registrados entre el 1 de marzo y el 31 de agosto de 2003.
El código 53 se asignó a los vehículos registrados entre el 1 de septiembre de 2003 y final de febrero de 2004.

Y aquí en formato tabla, que siempre ayuda a visualizar mejor los datos:

como funcionan las matriculas britanicas_age identifier

Como las tres últimas letras son aleatorias, sabiendo los elementos analizados arriba puedes averiguar dónde y cuándo se registró cualquier vehículo. Dado que, obviamente, memorizar todas las posibles combinaciones de letras y números es algo complicadísimo, además de inútil, en este documento (págs. 5-6) tienes las chuletas. Si te aburres y quieres practicar, abre el enlace e intentar averiguar el lugar y la fecha de registro de estos coches.

Matrículas personalizadas

Al contrario de lo que ocurre en España (donde solo se puede solicitar la rematriculación de un vehículo en dos casos muy concretos), el Reino Unido permite solicitar matrículas personalizadas. No solo puedes comprar un número de registro, sino también venderlo e incluso transferirlo de un vehículo a otro.

Además de comprar un número en un concesionario o a un particular, puedes comprarlo en las subastas de la DVLA, que tienen lugar varias veces al año. DVLA publica una lista de números de matrícula que estarán disponibles en la próxima subasta y puedes pujar en persona, por teléfono, por escrito e incluso en línea. Al pagar por el número de matrícula recibes un certificado de titularidad que te permitirá asignar el número a un vehículo, transferirlo o venderlo.

Sabía que se permite tener matrículas personalizadas, pero desconocía el dato de las subastas y me ha sorprendido. ¡Hasta tienen un canal de Instagram!

Algunas curiosidades sobre las matrículas británicas:

  • Los vehículos ordinarios llevan dos matrículas: la de delante es blanca y la de detrás amarilla.
  • El número de matrícula más caro es 25 O, por el que se pagó 400 000 £ en 2014.
  • Desde que la primera subasta organizada por la DVLA en 1989 se han vendido 5 900 000 números de matrícula, lo que ha generado casi 2 000 000 000 £ para las arcas públicas.
  • El 28 % de los conductores británicos le han puesto nombre a su coche.

Fuente: www.gov.uk

Guarda el artículo en Pinterest:

© The Curiolancer. Todos los derechos reservados.

Sígueme en las redes

 

Echa un ojo también a estos artículos:

5 términos en inglés sobre ausencias y permisos laborales

5 términos en inglés sobre ausencias y permisos laborales

Hoy traigo un artículo de vocabulario sobre trabajo. Bueno, en realidad es de vocabulario sobre no ir al trabajo por diversos motivos: sin justificación, por enfermedad, por vacaciones y por fallecimiento de un familiar. Como siempre, todos los términos en inglés...

Cómo funciona el council tax

Cómo funciona el council tax

El council tax es una de las principales fuentes de financiación de los ayuntamientos de Inglaterra, Gales y Escocia para cubrir una serie de servicios locales. En este artículo hago un pequeño repaso sobre qué es y cómo funciona el council tax. Quién debe pagar el...

Curiosidades de las casas inglesas: las vallas

Curiosidades de las casas inglesas: las vallas

Con la relación tan aséptica que solemos tener los vecinos en Inglaterra, donde hacemos como que no nos vemos (blank) una de cada dos veces que nos cruzamos por miedo a que el otro coja confianza y tengas que saludar siempre, sorprende la cantidad de cosas que no...

Irene Corchado Resmella

Irene Corchado Resmella

Traductora jurada y jurídica de inglés especializada en documentos sucesorios (ICR Translations). Autónoma. Residente en el Reino Unido desde 2011. Casada con escocés. Viajera frecuente. Rusófila. También escribo en Piggy Traveller y The Home Reporter.

error: ¡No copies sin permiso!
Bitnami