¿Qué pasa con el pescado y el marisco en el Reino Unido?

¿Qué pasa con el pescado y el marisco en el Reino Unido?

¿Qué pasa con el pescado y el marisco en el Reino Unido?

Escrito por

Creo que no me equivoco al decir que todo español recién llegado nota que algo raro pasa con el pescado y el marisco en el Reino Unido y comenzamos a hacernos preguntas: ¿Por qué hay tan pocas pescaderías? ¿Por qué hay tan poca variedad de pescado y marisco en la sección de pescadería de los supermercados? ¿Cómo puede ser, si este es un país rodeado de agua? ¿Le pasa algo al agua? ¿Por qué los restaurantes sí tienen variedad? ¿Dónde está el pescado?

El paso de los años viviendo en tierras británicas y mi traslado de Inglaterra a Escocia en 2020 me han ido dando algunas pistas al respecto. Por ejemplo, he notado que aquí en Escocia hay muchas más pescaderías de barrio que en el sur de Inglaterra (en Oxford malamente había una).

Hace poco, un conocido me contaba tras volver de una pequeña y remota isla escocesa, que estuvo hablando con un pescador que venía de faenar. El hombre venía cargado de almejas y Conocido le preguntó a dónde iban las almejas. «A España. Casi todo lo que pescamos aquí es para exportar para allá».

Los ejemplos de arriba no dejan de ser anécdotas, así que hace poco me puse a investigar en busca de datos oficiales, fiables y recientes que pudieran arrojar luz sobre el tema, dar respuestas y confirmar o desmentir mis teorías e impresiones personales.

En primer lugar, comparto una serie de datos extraídos de un interesante informe estadístico publicado en noviembre de 2021 por la biblioteca de la Cámara de los Comunes del Parlamento británico. Puedes descargarlo (en inglés) íntegramente aquí.

  • A finales de 2019, la flota pesquera del Reino Unido era la segunda más grande de la UE en tonelaje bruto, solo superada por España.
  • En 2019, el 61 % de la producción total del sector de la pesca y la acuicultura del Reino Unido provenía de Escocia.
  • Hay unos 12 000 pescadores en el Reino Unido: el 43 % de ellos en Inglaterra, el 42 % en Escocia, el 8 % en Irlanda del Norte y el 7 % en Gales.
  • El Reino Unido importa mucho más pescado y marisco del que exporta. En 2020, importó 821 000 toneladas y exportó 459 000.
  • El 60-80 % de todo el pescado que se consume en el Reino Unido son cinco especies: bacalao, abadejo, atún, salmón y gambas.
  • En 2020, el pescado/marisco que más importó el Reino Unido en términos de volumen fue atún (16 %), bacalao (15 %) y salmón (13 %). Los principales lugares de importación al Reino Unido en 2020 fueron Islandia (8,6 %), China (7,9 %) y Vietnam (7,8 %).
  • Se estima que el 60-80 % de lo que pesca el Reino Unido se exporta.
  • Las principales exportaciones en 2020 fueron salmón (23 %), caballa (17 %) y arenques (7 %). El marisco (todos los tipos) representó el 17 % de las exportaciones. Los principales destinos de exportación de pescado/marisco del Reino Unido en 2020 fueron Francia (30,7 %), Estados Unidos (11,8 %) y España (9,7 %).

De estos datos podemos hacer una serie de deducciones:

  1. En el Reino Unido se pesca mucho, pero se exporta la gran mayoría de lo que se pesca (salmón, caballa, marisco y arenques), principalmente a Francia, Estados Unidos y España.
  2. Debido a la demanda de la población de ciertos productos (bacalao, abadejo, atún, salmón y gambas), el Reino Unido importa mucho más de lo que exporta, principalmente atún, bacalao y salmón y principalmente de Islandia, China y Vietnam.

El Observatorio Europeo del Mercado de los Productos de la Pesca y de la Acuicultura publicó en noviembre de 2021 un exhaustivo estudio sobre el mercado pesquero de la UE (descárgalo en español aquí).

De este estudio me llamaron la atención tres datos que desconocía:

  • En 2020, España se convirtió en el primer país de la UE en gasto en pescado por parte de los hogares (13 608 000 000).
  • España se especializa en la producción de mejillón (el mayor productor de la UE) y rodaballo; el Reino Unido se especializa en la producción de salmón.
  • Se estima que en el Reino Unido se consumen 20,13 kg de pescado y marisco por persona al año, mientras que en España se consumen 46,02. (Fuente: gráfico 11 del estudio)

Este último dato es, en mi opinión, el que mejor responde a muchas de esas preguntas del inicio del artículo. No es que no haya pescado y marisco en el Reino Unido; es que los británicos consumen mucho menos pescado que los españoles. Hay mucha menos demanda y, por tanto, menos oferta.

Guarda el artículo en Pinterest:

© The Curiolancer. Todos los derechos reservados.

Echa un ojo también a estos artículos:

9 curiosidades sobre los pasaportes británicos

9 curiosidades sobre los pasaportes británicos

En el artículo de hoy recopilo una serie de curiosidades sobre distintos aspectos de los pasaportes británicos, desde la obtención, la validez, el precio o los tipos de pasaporte hasta datos pocos conocidos al respecto. A ver qué te parece.1. No hay que presentarse...

Cómo funciona el sistema educativo escocés

Cómo funciona el sistema educativo escocés

La educación en el Reino Unido es una competencia cedida, por lo que el sistema educativo escocés le compete al gobierno escocés y no al del Reino Unido. En este artículo hago un repaso por varios aspectos del sistema educativo escocés para hablarte de las distintas...

Irene Corchado Resmella

Irene Corchado Resmella

Traductora jurada y jurídica de inglés (ICR Translations) especializada en derecho de sucesiones de Inglaterra y Gales, España y Escocia. Autónoma. Residente en el Reino Unido desde 2011 (Edimburgo < Oxford < Londres < St Albans). Casada con escocés. En Instagram: @curiolancer.

[Trucos de comunicación] Cuidado con el oversharing

[Trucos de comunicación] Cuidado con el oversharing

[Trucos de comunicación] Cuidado con el oversharing

Escrito por

Los españoles (los hispanohablantes en general) tendemos a hacer algo en conversaciones espontáneas y casuales que incomoda mucho a los británicos. Les gusta tan poco y les incomoda tanto que hasta tienen un verbo para eso: to overshare.

To overshare es revelar demasiados detalles sobre tu vida personal cuando hablas con alguien. Cuántos detalles son demasiados es una cuestión cultural. Los británicos aguantan un nivel de oversharing bajito y enseguida se sienten incómodos.

Utilizando una serie de ejemplos ilustrativos, espero poder ayudarte a evitar situaciones incómodas y seguir afinando en esto de hablar inglés a la británica*.

El primer paso es saber identificar el oversharing. Dada nuestra tendencia mediterránea a compartir bastante información personal cuando hablamos, caerás en muchas trampas de oversharing cuando hables con británicos. Es normal. Habrá caras sorprendidas, silencios largos, miradas esquivas, carraspeos, cambios de tema y ofrecimientos espontáneos de tazas de té. No te preocupes. Comunicarse de forma efectiva con británicos simplemente requiere exposición a la cultura, ser observador y practicar. El segundo paso es saber evitar compartir demasiada información en conversaciones similares posteriores.

A continuación comparto cuatro ejemplos de miniconversaciones españolas relativamente frecuentes (o que no chocarían) donde hay lo que un británico consideraría oversharing, que aparece tachado. A cada miniconversación le sigue un comentario sobre cómo hablarían los británicos en una situación similar.

Ejemplo 1:  los «¿qué tal?» de encontrarse por la calle

—Hola, Fulanito. ¿Qué tal?

—Hola, Fulanita. Pues tirando. He estado con dolores fuertes de cabeza últimamente, pero ya mejor.

—Vaya, hombre. ¿Migraña o algo?

—Sí. Me dan de vez en cuando y hay épocas en que lo llevo fatal. Bueno, ¿tú qué tal?

—Pues bien, bien. De trabajo está la cosa un poco regular ahora, ya sabes.

[…]

Los encuentros casuales por la calle en el Reino Unido son muy muy breves y la gente no suele pararse a hablar. Si tienes algún problema de salud, no lo sueltas así de sopetón si te preguntan qué tal. Los how are you? de estas conversaciones son pura formalidad.

“Hi. How are you?”

“Yeah, not too bad. How are you?”

“Yeah, not too bad. Nice to see you.”

“Nice to see you. We should meet up soon.”

“Yeah, let’s do that. Bye!”

Ejemplo 2:  los «¿qué haces aquí?» de los encuentros inesperados de interior

—Hombre, Fulanito. ¿Qué haces aquí?

—Hombre, Fulanita. ¿Qué pasa? Pues nada, aquí, que he salido de trabajar hoy más temprano y he venido al supermercado comprar algo para la cena, que me cae de paso.

[…]

En el Reino Unido, si te encuentras a un conocido o a un compañero de trabajo en el supermercado, no te paras a hablar. Lo más probable es que uno diga “Oh, hello!” sonriendo con cara (y tono) de supersorprendido y el otro diga lo mismo seguido de alguna frase corta y ya. Después cada uno se irá por su lado rapidito. Es probable que uno haga tiempo en un pasillo para estar seguro de no volver a encontrarse al otro. Si se vuelven a encontrar, lo más seguro es que hagan como que no se han visto (blanking). Me ha pasado varias veces y ha ocurrido exactamente eso.

Ejemplo 3:  no poder (o no querer) quedar

—Oye, ¿quedamos el sábado?

—No, el sábado no puedo, porque tengo peluquería por la mañana y luego viene mi hermana por la tarde, que viene a traerme […]

En el Reino Unido las propuestas de quedar suelen ser algo más concretas que en España (ej. “Do you fancy catching up on Saturday over lunch?”), pero las justificaciones para no quedar son brevísimas. La gente have plans y punto pelota.

En España parece que sentimos la necesidad de dar excusas y justificar, pero aquí no y es algo que me encanta. Si no puedes (o no quieres) quedar, no tienes que dar ninguna explicación ni tampoco inventarte excusas. En el ejemplo de arriba, si no puedes o no quieres quedar el sábado, dices: “I can’t do Saturday, sorry. I’ve got plans.” Y la otra persona jamás en la vida te preguntará nada. Maravilloso.

Si quieres, pero no puedes quedar ese día, lo suyo es sugerir un plan alternativo bastante concreto ya en ese momento (día y hora aproximada). Aquí la gente hace planes con mucha antelación; nada de decidir el día y luego ir viendo la hora y concretarlo el día antes. Se concreta todo con tiempo y se pone en el calendario y se reserva y todo lo que sea.

Ejemplo 4:  conversación sobre un problema de salud que ambos interlocutores conocen

—Oye, ¿cómo sigues de lo del intestino?

Pues fui al especialista, me hicieron una endoscopia hará un mes o así para descartar tumores y aún estoy esperando los resultados.

En este contexto y, a diferencia del ejemplo número 1, los británicos sí se preguntan How are you? con intención de saber realmente cómo está la otra persona y no como pura formalidad. Para dejar clara esa intención, es habitual que vaya acompañada de otra pregunta similar como Are you feeling better?, dando a entender que le estás preguntando si hay alguna novedad sobre ese problema de salud concreto del que ya te había hablado anteriormente.

Dicho esto, si hay algo de lo que los británicos no den detalles es sobre los temas médicos y noto una diferencia cultural brutal con respecto a España. Nosotros solemos preguntar más por detalles del problema en concreto por puro interés en la salud de una persona cercana, pero los británicos, incluso entre amigos íntimos o familiares cercanos, no se cuentan los problemas médicos con tanto detalle.

En este ejemplo, la conversación entre británicos habría sido mucho más general e imprecisa, algo así:

How are you? Are you feeling better?”

Yeah, thanks. They did some tests. Still waiting for the results.”

*Con la expresión «a la británica» me refiero a decir cosas de ese modo indirecto y característicamente británico que sigue las reglas no escritas de lo que en el Reino Unido se considera respetuoso y correcto o polite.

Guarda el artículo en Pinterest:

© The Curiolancer. Todos los derechos reservados.

Echa un ojo también a estos artículos:

Ocho profesiones británicas antiguas

Ocho profesiones británicas antiguas

Hace tiempo publiqué en el blog un artículo sobre ocho curiosas profesiones británicas que ya no existen. Hoy retomo el tema de las profesiones británicas antiguas para hablar de otras ocho igualmente curiosas. A ver qué te parecen.Besom maker Escobero, el que hace o...

Irene Corchado Resmella

Irene Corchado Resmella

Traductora jurada y jurídica de inglés (ICR Translations) especializada en derecho de sucesiones de Inglaterra y Gales, España y Escocia. Autónoma. Residente en el Reino Unido desde 2011 (Edimburgo < Oxford < Londres < St Albans). Casada con escocés. En Instagram: @curiolancer.

error: ¡No copies sin permiso!
Bitnami