El homo anglicus superbus del tren

El homo anglicus superbus del tren

El homo anglicus superbus del tren

Escrito por

Durante mis dos primeros años en el Reino Unido mi trayecto diario al trabajo en Londres era en tren, en una línea ferroviaria que cruza la ciudad de norte a sur y con paradas en las céntricas zonas de la capital británica que mueven el capital. Yo me subía en St Albans, una ciudad pequeña a medio camino entre Londres y Luton, y me bajaba en Farringdon.

Era un trayecto relativamente corto (menos de 40 minutos), pero muy demandado (no recuerdo haber podido sentarme ni diez veces en dos años) y caro (en 2012 el billete me costaba 298 £ al mes). No era un trayecto que alguien con sueldo bajo pudiera permitirse pagar durante mucho tiempo (yo no podía permitirme pagar también el metro) y se notaba en el perfil general de los pasajeros: hombres mayoritariamente blancos, trajeados y con maletín. También veía a alguna que otra mujer, pero ocurría tan de vez en cuando, que me llamaba la atención. La mayoría (absoluta) eran hombres. Hombres pudientes con zapatos lustrosos y relojes de diseño; hombres estresados ya desde por la mañana temprano que corrían y empujaban en el andén para coger sitio; hombres que se pasaban el trayecto haciendo llamadas, trabajando, leyendo el periódico de otro por encima del hombro e intentando evitar el contacto visual con el resto.

En ese perfil mayoritario de pasajeros de mi tren había otro perfil, espero que minoritario, en el que encaja el protagonista de mi anécdota de hoy. Lo llamaré homo anglicus superbus, el inglés que se cree con derecho a cosas; en este caso concreto, con derecho a exigir a los demás hablar un inglés impecable.

Creo que era viernes. Volvía a casa después del trabajo en un vagón abarrotado, como de costumbre. En alguna parada que no recuerdo se montó una pareja extranjera de mediana edad. Ambos llevaban maletas grandes y parecían muy estresados. No quedaba demasiado espacio libre en el vagón y estaban los dos de pie junto a la puerta, mirando alrededor, quizá en busca de un letrero que les confirmara que iban en la dirección correcta.

El señor extranjero hizo contacto visual con un hombre inglés alto, de unos cuarenta y largos, trajeado y con maletín que estaba de pie junto a él y en un inglés rudimentario le dijo «Quick train? This quick train?».

El inglés trajeado no podía creer lo que oía, a juzgar por cómo abría los ojos y subía las cejas a la vez que movía la cabeza ligeramente hacia atrás (combinación superbritánica de gestos de flipar mucho, de cómo se atreve usted a hablarme así). Se encogió de hombros y le espetó al señor extranjero «I don’t understand what you are saying». Que no le entendía.

El señor extranjero estaba cada vez más agobiado y repetía «Quick train? This quick train?» una y otra vez mientras gesticulaba con las manos, frustrado. Y el inglés trajeado repetía que no le entendía. En otras circunstancias es muy probable que si dices «Quick train? This quick train?» a un británico no sepa qué quieres decir, pero aquella situación daba suficientes pistas para entender a aquel señor haciendo un esfuerzo mental mínimo:

1. Pareja extranjera sin inglés + muchas maletas = turistas
2. Línea de tren dirección norte con parada en el aeropuerto de Luton = estos señores quieren ir al aeropuerto
3. El agobio tan grande que tenían = prisa por coger un vuelo
4. Quick train no es inglés correcto, pero pensando un poco, quick = fast. Los usuarios de esa línea sabíamos que había trayectos directos al aeropuerto y otros con bastantes paradas que tardan más. Quick train = tren directo.

Por lo tanto: turistas + quieren ir al aeropuerto +  prisas + tren directo =  el señor quiere saber si se ha montado en el tren directo al aeropuerto de Luton.

El inglés trajeado tenía cara de cabreado y ofendido. Me costaba aceptar que de verdad no entendía y parecía más bien que le estaba dando un zasca al pobre señor, muy a la británica*, eso sí, muy «si no me preguntas bien y de forma educada, no te lo digo». (Excuse me, is this the direct train service to Luton airport?).

La señora extranjera, nerviosa, le decía cosas al señor extranjero, aún más nervioso. Y nerviosa estaba yo mirando la escena, pensando en que mis padres bien podrían verse en una situación similar y tener la mala pata de preguntar a un homo anglicus superbus, así que interrumpí: «Yes, quick train to Luton airport». Al señor extranjero le cambió la expresión y respiró aliviado. «Thank you! Thank you

Miré al inglés trajeado con cara de «ya te vale» y apartó la mirada, el tío, con gesto arrogante.

Excuse me?

*Con la expresión «a la británica» me refiero a decir cosas de ese modo indirecto y característicamente británico que sigue las reglas no escritas de lo que en el Reino Unido se considera respetuoso y correcto o polite.

Guarda el artículo en Pinterest:

© The Curiolancer. Todos los derechos reservados.

Echa un ojo también a estos artículos:

¿Quiénes son los watermen?

¿Quiénes son los watermen?

A pesar de las pistas falsas que pueda arrojar el término sin contexto, waterman no es un superhéroe de habilidades acuáticas. Se refiere a una profesión relacionada con el agua, pero no a la de aguador (que en inglés es water seller o water carrier, dependiendo de si...

¿Quiénes son los verderers?

¿Quiénes son los verderers?

Los británicos se caracterizan por ser gente muy pragmática, pero (sobre todo los ingleses) también son muy de mantener tradiciones y costumbres durante siglos, aunque sean totalmente anacrónicas. Tan pragmáticos para la digitalización de los trámites administrativos...

¿Quiénes son los Police and Crime Commissioners?

¿Quiénes son los Police and Crime Commissioners?

Me enteré de quiénes son los Police and Crime Commissioners cuando vivía en Oxford, poco antes de votar en las elecciones municipales de Inglaterra. En este artículo hago un repaso por las funciones, el nombramiento y algunas curiosidades de una figura que solo existe...

Irene Corchado Resmella

Irene Corchado Resmella

Traductora jurada y jurídica de inglés (ICR Translations) especializada en derecho de sucesiones de Inglaterra y Gales, España y Escocia. Autónoma. Residente en el Reino Unido desde 2011 (Edimburgo < Oxford < Londres < St Albans). Casada con escocés. En Instagram: @curiolancer.

Lenguas minoritarias del Reino Unido

Lenguas minoritarias del Reino Unido

Lenguas minoritarias del Reino Unido

Escrito por

¿Sabrías nombrar, a bote pronto, más de tres lenguas minoritarias originarias (no extranjeras) del Reino Unido? Si me hubiera hecho esta pregunta a mí misma antes de vivir aquí no creo que acertase más de dos.

Tenemos, en general, una visión muy anglocéntrica del Reino Unido. Vale que Inglaterra es la nación más poblada y que el inglés es la lengua mayoritaria (hablada por el 98 % de la población), pero el Reino Unido no es solo Inglaterra y aquí no solo se habla inglés. El Reino Unido es un país compuesto por cuatro naciones donde hay tres ordenamientos jurídicos y un sorprendente número de lenguas nativas. Algunas se han extinguido; otras se siguen hablando y algunas de las antiguamente extintas han vuelto a ser lenguas vivas y gozan de cierto reconocimiento y protección.

En este artículo hago un repaso por las lenguas para las que el Reino Unido ratificó la Carta Europea de las lenguas regionales o minoritarias. Al final de cada sección incluyo un vídeo donde se escucha el idioma en cuestión.

A ver qué te parece.

Galés

(Cymraeg o Welsh)

El galés pertenece a la rama britónica de lenguas célticas, a la que también pertenece el córnico. La llegada de trabajadores ingleses a Gales durante la Revolución Industrial y el menor reconocimiento del galés frente al inglés hizo que cada vez menos personas hablasen galés como primera lengua. La entrada en vigor en 2012 de la Welsh Language (Wales) Measure 2011 le otorgó al galés la condición de lengua oficial en Gales y desde 2000 el galés es asignatura obligatoria hasta los 16 años. Actualmente el galés es la segunda lengua minoritaria con mayor número de hablantes, que superan los 884 000.

Cómo suena el galés:

Gaélico escocés

(Gàidhlig o Scots Gaelic)

El gaélico escocés procede del irlandés antiguo y pertenece a la rama goidélica de lenguas célticas, a la que también pertenecen el gaélico irlandés y el gaélico manés. A mediados del siglo XVIII en torno al 20 % de la población escocesa hablaba gaélico escocés; en la actualidad solo unas 58 000 personas lo hablan de forma fluida y viven principalmente en el oeste de Escocia, en su mayoría en las islas Hébridas Exteriores, Skye y Tiree. Con la entrada en vigor de la ley de 2005 del gaélico escocés (Escocia) (Gaelic Language (Scotland) Act 2005), el gaélico escocés obtuvo el estatus de lengua oficial en Escocia.

Cómo suena el gaélico escocés:

Escocés

(Scots)

Es escocés o Scots es una lengua procedente del anglosajón y asociada principalmente a las Tierras Bajas de Escocia. Es un idioma germánico, no céltico, y no debe confundirse con el gaélico escocés. Cerca del 30 % de la población escocesa (en torno a un millón setecientas mil personas) habla Scots, lo que la convierte en la lengua minoritaria más hablada.

Te cuento más en este artículo sobre el idioma escocés o Scots.

Cómo suena el escocés:

Escocés de Ulster

(Ulstèr-Scotch o Ulster Scots)

Se trata de la variante del escocés hablada en la provincia histórica de Ulster, situada en el norte de Irlanda y formada por nueve condados (seis de ellos forman Irlanda del Norte y pertenecen al Reino Unido y tres pertenecen a la República de Irlanda). En el siglo XVII casi 100 000 escoceses de las Tierras Bajas se fueron al Úlster en busca de una vida mejor y llevaron consigo el scots. En sus orígenes, esta variante del escocés se llamaba Scotch, pero desde hace un siglo se conoce como Ulster-Scots y se considera uno de los seis dialectos del escocés.

Cómo suena el escocés de Ulster:

Córnico

(Kernewek o Cornish)

El córnico, también llamado cornuallés, pertenece a la rama britónica de lenguas célticas, a la que también pertenece el galés. Cornualles resistió la anglicanización de la región hasta la Reforma protestante; los cornualleses se opusieron a utilizar el inglés como idioma de la iglesia y unos 4000 de ellos fueron asesinados por ello. La decadencia del córnico en el siglo XVII fue tal que solo solo quedaron algunos miles de hablantes en la zona más occidental y en el siglo XVIII desapareció como idioma vernáculo. Gracias a las iniciativas de recuperación de la lengua y a su reconocimiento como lengua minoritaria, en 2010 la Unesco borró el córnico de la lista de lenguas extintas. Actualmente se cree que lo hablan unas 2000 personas y la mayoría de ellas hablan córnico como segunda lengua.

Cómo suena el córnico:

Irlandés

(Gaeilge, Gaelic (fuera de Irlanda) o Irish)

El gaélico irlandés o simplemente irlandés procede del irlandés antiguo y pertenece a la rama goidélica de lenguas célticas, a la que también pertenecen el gaélico escocés y el gaélico manés. Además de ser idioma oficial en la República de Irlanda, más del 10 % de la población norirlandesa (casi 185 000 personas) afirma tener conocimientos de la lengua irlandesa, considerada lengua minoritaria en Irlanda del Norte. En la fecha de publicación de este artículo, el irlandés aún no es lengua oficial en Irlanda del Norte.

Cómo suena el irlandés:

Gaélico manés

(Gaelg  o Manx Gaelic)

El gaélico manés procede del irlandés antiguo, pertenece a la rama goidélica de lenguas célticas, a la que también pertenecen el gaélico irlandés y el gaélico escocés. Se habla únicamente en la isla de Man, ubicada entre Gran Bretaña e Irlanda. En 1974 murió el último hablante nativo de manés como lengua materna, que fue declarada lengua extinta en 2009. En los últimos 20 años se han llevado a cabo numerosas actividades de promoción del manés y actualmente hay escuelas que enseñan el manés como segunda lengua.

Cómo suena el gaélico manés:
Guarda el artículo en Pinterest:

© The Curiolancer. Todos los derechos reservados.

Echa un ojo también a estos artículos:

Ocho profesiones británicas antiguas

Ocho profesiones británicas antiguas

Hace tiempo publiqué en el blog un artículo sobre ocho curiosas profesiones británicas que ya no existen. Hoy retomo el tema de las profesiones británicas antiguas para hablar de otras ocho igualmente curiosas. A ver qué te parecen.Besom maker Escobero, el que hace o...

Irene Corchado Resmella

Irene Corchado Resmella

Traductora jurada y jurídica de inglés (ICR Translations) especializada en derecho de sucesiones de Inglaterra y Gales, España y Escocia. Autónoma. Residente en el Reino Unido desde 2011 (Edimburgo < Oxford < Londres < St Albans). Casada con escocés. En Instagram: @curiolancer.

error: ¡No copies sin permiso!
Bitnami