Cutteslowe walls: los muros que separaban a ricos de pobres en Oxford

1 de abril de 2019

Irene Corchado

Hace algunos meses surgió el tema del infame proyecto de muro en la frontera entre EE. UU. y México durante una conversación con una amiga.

«¿Pues sabes que aquí en Oxford había muros que separaban a ricos de pobres hasta finales de los cincuenta?».

No me lo podía creer. Y como Amiga no conocía los detalles, me puse a leer información al respecto. A continuación comparto la historia de los muros de Cutteslowe.

muro de Cutteslowe_Gwydion M. Williams

Placa que recuerda la antigua ubicación del muro sur. ©Gwydion M. Williams en Flickr

Los muros de Cutteslowe

Todo se remonta a 1933, cuando las autoridades municipales de Oxford vendieron a un promotor privado terrenos adyacentes a los que ocupaba Cutteslowe Estate, una urbanización de viviendas públicas propiedad del ayuntamiento. El promotor tenía en mente construir una serie de viviendas privadas y empezó a pensar que podría haber problemas entre los residentes de clase media de su urbanización privada (Urban Housing Estate) y los de Cutteslowe Estate, en su mayoría de clase obrera.

Para que las calles de su urbanización fueran privadas construyó muros que cortaban las dos calles que comunicaban Urban Housing Estate con Cutteslowe Estate. Supuestamente, tomó la decisión de erigir los muros tras recibir mucha presión de los inquilinos de Urban Housing Estate, que se mostraban alarmados porque algunas personas que habían sido desalojadas de zonas pobres estaban siendo realojadas en Cutteslowe Estate.

De interés: el Parlamento británico había aprobado en 1930 una ley de vivienda (Housing Act 1930) para incentivar la regeneración de zonas pobres y el realojo de los residentes de clase obrera (slum clearance).

Se construyeron dos muros de ladrillo de 2,7 metros de alto con alambres. El muro norte separaba las actuales Wolsey Road y Carlton Road, mientras que el muro sur bloqueaba el acceso a Aldrich Road desde Wentworth Road.

El autobús número 2 que daba servicio a esta zona tenía que hacer dos rutas distintas, una para cada urbanización. Los que vivían en Cutteslowe Estate tenían que rodear el barrio pudiente para poder acceder a las tiendas de Banbury Road, una de las principales arterias de Oxford.

En el mapa de abajo puedes ver la ubicación aproximada de los muros.

Se pidió el derribo de los muros en varias ocasiones, sin éxito. En 1936 Abe Lazarus, un activista comunista, organizó una protesta a la que acudieron residentes, miembros del ayuntamiento, académicos de izquierdas y estudiantes. La policía los dispersó y los muros siguieron donde estaban.

Dos años después, en 1938, las autoridades municipales se tomaron la justicia por su mano y derribaron los muros, pero el Tribunal Supremo dictó que el ayuntamiento no tenía permiso para el derribo y ordenó la reconstrucción de los muros, alambre incluido.

Curiosidad: el 31 de enero de 1943 parte del muro sur fue destruido durante unas maniobras militares. Un tanque, tras verse cercado por dos tanques «enemigos», se empotró contra el muro a propósito. Los soldados no conocían la zona y pensaban que era un muro falso construido únicamente para las maniobras.

En 1947 el gobierno aprobó nuevas leyes urbanísticas y en 1953 se publicó un plan de desarrollo urbanístico municipal que incluía la adquisición obligatoria por parte del ayuntamiento de los terrenos sobre los que habían construido los muros, por los que pagó 1000 £. Por fin, el 9 de marzo de 1959, veinticinco años después de la construcción, se derribaron los muros.

Polémica reciente

En 2018, casi seis décadas después del derribo de los muros, los residentes acusaron al ayuntamiento de reavivar el conflicto de clases después de que se volviera a asfaltar Wentworth Road únicamente hasta donde la calle cambia de nombre a Aldrich Road —el punto donde se encontraba el muro sur. Un grafitero incluso escribió en el suelo class war («guerra de clases»). Tras las quejas de los residentes, Oxford Direct Services, la empresa encargada de la reparación de carreteras, respondió que simplemente el asfalto de Wentworth Road se encontraba en mucho peor estado que las calles circundantes.

Guarda el artículo en Pinterest:

© The Curiolancer. Todos los derechos reservados.

Irene Corchado Resmella

Irene Corchado Resmella

Traductora jurada y jurídica de inglés y redactora de contenido (ICR Translations). Autónoma. Residente en Oxford. Viajera frecuente. Rusófila. Escribo sobre Extremadura en Piggy Traveller.

Sígueme en Instagram.

error: ¡No copies sin permiso!
Bitnami