Cosas curiosas que puedes ver en los museos de Oxford

11 de marzo de 2019

Irene Corchado

Por muchas veces que vayas a un museo, siempre hay objetos de los que pasas de largo o en los que no te fijas ni te paras a leer la descripción y acabas perdiéndote cosas de lo más interesantes y curiosas. En mi reciente ruta por los museos de Oxford fui en busca de curiosidades destacables para que, cuando vengas tú, no te las pierdas.

Echa un vistazo a mi selección de cosas curiosas que puedes ver en los museos de Oxford:

El farol de Guy Fawkes

Dónde: Ashmolean Museum

Guy Fawkes fue el conspirador católico que el 5 de noviembre de 1605 planeaba hacer saltar por los aires el palacio de Westminster durante la ceremonia de apertura del Parlamento para matar al rey Jacobo I. Según reza la leyenda del farol en el museo, Guy Fawkes llevaba este farol la noche del atentado fallido cuando fue descubierto en el sótano a punto de volar el edificio. Robert Heywood, hermano de Peter —uno de los que descubrió a los conspiradores con las manos en la masa—, entregó el farol a la Universidad de Oxford en 1641.

El Mesías

Dónde: Ashmolean Museum

Todos los violines Stradivarius son especiales, pero el Mesías es aún más especial si cabe. El motivo de su prestigio es el hecho de que Antonio Stradivari lo fabricara en el apogeo de su carrera (1716) y su excepcional estado de conservación, ya que ha sido un objeto de colección y lo han tocado en apenas un par de ocasiones.

Se cree que, a la muerte de Antonio, uno de sus hijos lo vendió al coleccionista Cozio di Salabue quien, a su vez, lo vendió a otro coleccionista (Luigi Tarisio) que presumía de violín ante sus amigos de París. Dicen que así fue cómo el violín recibió el apodo de Mesías, porque era algo muy esperado que nunca aparecía.

La empresa W.E. Hills and Sons se lo compró al fabricante y coleccionista de violines Jean-Baptiste Vuillame y lo entregó al Museo Ashmolean en 1939.

Un dodo

Dónde: Oxford University Museum of Natural History

El dodo es uno de los animales extintos más conocidos gracias, en parte, al personaje de Lewis Carroll en Alicia en el país de las maravillas. Era un ave no voladora de un metro de alto y originario de las islas Mauricio. Los europeos llegaron por primera vez a Mauricio en 1598 y trajeron varios dodos vivos de vuelta a Europa en la primera mitad del siglo XVII. Para 1680 el dodo ya se había extinguido.

Los restos que hoy se conservan en el Museo de Historia Natural de Oxford —la cabeza y la pata izquierda— son de uno de esos dodos que llegaron a Europa; concretamente, de un dodo que llegó a Londres en 1636. John Tradescant, jardinero de Carlos I, lo compró para exhibirlo en su museo. A su muerte sus colecciones las heredó Elias Ashmole (fundador del Ashmolean Museum), quien las donó a la Universidad de Oxford.

museos de oxford_restos de dodo_museum of natural history

museos de oxford_dodo_museum of natural history

Restos de dinosaurios de Oxfordshire

Dónde: Oxford University Museum of Natural History

En el pasillo central del museo pueden verse los restos fosilizados de un Megalosaurus bucklandii, una especie carnívora jurásica de nueve metros que fue el primer dinosaurio descrito por los científicos en 1824. Se descubrió en el siglo XVIII en Stonesfield, un pueblecito al norte de Oxford.

El Megalosaurus no fue el único dinosaurio que se ha descubierto en la zona. La exposición del museo incluye restos de otras especies: Cumnoria, Eustreptospondylus y Cetiosaurus, todas ellas de hace unos 160 000 000 años, cuando el actual Oxfordshire disfrutaba de un clima mucho más cálido.

museos de oxford_megalosaurus_museum of natural history

Varias cabezas reducidas

Dónde: Pitt-Rivers Museum

Reducir cabezas era una práctica que llevaban a cabo varios pueblos indígenas amazónicos. A diferencia de lo que ocurría con otros trofeos de guerra con restos humanos, reducir cabezas tenía como fin arrebatar a los enemigos una de las varias almas que creían tener y utilizarla en beneficio propio para ser más fuerte. No todas las cabezas reducidas eran de personas; también se practicaba la reducción de cabeza (tzantza o tsantsa) con animales, como monos.

En la sección dedicada a objetos relacionados con el tratamiento de los enemigos muertos del Museo Pitt-Rivers puedes ver varias cabezas reducidas adquiridas a coleccionistas entre 1884 y 1936. Algunas son humanas, pero también hay una cabeza reducida de un perezoso.

Un cultivo y una muestra originales de la penicilina

Dónde: History of Science Museum

Aunque Alexander Fleming descubrió las propiedades antibacterianas de la penicilina, fue un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford, liderado por Howard Florey, el que descubrió la estructura molecular y sentó las bases para la fabricación de un antibiótico que supuso un antes y un después en el campo de la medicina.

El contenido del frasco de cristal expuesto en el Museo de la Historia de la Ciencia es uno de los cultivos originales que el equipo de Florey utilizó para extraer penicilina. Junto al frasco hay una botellita que contiene una muestra de 1941 de la orina de un paciente y varias ampollas con dosis estándares de la época.

Una pizarra utilizada por Albert Einstein

Dónde: History of Science Museum

Albert Einstein fue invitado por la Universidad de Oxford en 1931 a dar una serie de charlas sobre la relatividad. La pizarra que se conserva es de su segunda charla, que impartió el 16 de mayo de 1931. Las tres primeras líneas establecen una ecuación para D, la medida de expansión del universo, mientras que las cuatro líneas siguientes dan valores numéricos para la expansión, la densidad, el radio y la antigüedad del universo. El hecho de que, en lugar de borrar lo escrito al final de la charla, se llevara la pizarra directamente al museo muestra la admiración que ya entonces causaba el genio.

museos de oxford_pizarra de albert einstein_history of science museum

La bolsa del Gran Sello Real

Dónde: Ashmolean Museum

El Gran Sello Real (Great Seal of the Realm) se utiliza únicamente en documentos de estado importantes que requieren de la autorización de la reina, tales como proclamaciones, nombramientos o documentos de autorización para firmar y ratificar tratados. Dependiendo del documento de que se trate, se utiliza un color distinto:

  • verde oscuro en cartas que otorgan títulos nobiliarios;
  • azul para documentos relacionados con los miembros de la familia real; y
  • escarlata para los documentos de nombramiento de obispos y para la mayoría del resto de patentes.

Un ejemplo de documento que lleva el sello es el llamado instrument of consent, redactado a mano y donde la reina Isabel II daba el visto bueno para el matrimonio entre el príncipe Enrique y Meghan Markle en 2018. Como puedes ver en las imágenes del enlace, el sello es bastante grande y se une al documento correspondiente con un cordón. Salvo excepciones, se crea una nueva matriz del sello al inicio de cada reinado y por orden del monarca.

El custodio del Gran Sello Real es el Lord Chancellor, un alto funcionario nombrado por el monarca siguiendo la recomendación del Primer Ministro. En el pasado, el sello se guardaba en una bolsa (purse) especial y en el Ashmolean Museum puedes ver la bolsa oficial que utilizó Thomas Wilde, quien fuera Lord Chancellor de 1850 a 1852. Es enorme e increíblemente ostentosa, hecha de terciopelo y seda y con bordados de hilo de alambre.

Sobre los museos

La entrada a los cuatros museos de Oxford mencionados en el artículo es gratuita. Consulta la ubicación y los horarios de apertura en los siguientes enlaces:
Museum of Natural History
Pitt-Rivers Museum
Ashmolean Museum
History of Science Museum

Guarda el artículo en Pinterest:

© The Curiolancer. Todos los derechos reservados.

Irene Corchado Resmella

Irene Corchado Resmella

Traductora jurada y jurídica de inglés y redactora de contenido (ICR Translations). Autónoma. Residente en Oxford. Viajera frecuente. Rusófila. Escribo sobre Extremadura en Piggy Traveller.

Sígueme en Instagram.

error: ¡No copies sin permiso!
Bitnami